Gestión de ordenadores en teletrabajo

El teletrabajo es la capacidad de un empleado para completar asignaciones de trabajo desde fuera del lugar de trabajo tradicional mediante el uso de herramientas de telecomunicaciones como correo electrónico, teléfono, chat y aplicaciones de video. El crecimiento generalizado de Internet, junto con los avances en las comunicaciones unificadas (UC), la inteligencia artificial y la robótica, ha hecho que muchas tareas relacionadas con el trabajo se realicen más fácilmente que nunca fuera del lugar de trabajo normal. Los trabajadores del conocimiento son especialmente adecuados para trabajar desde casa u otros lugares remotos. Los trabajos que requieren la operación física de equipos especiales, incluidos los vehículos, no son adecuados para el teletrabajo. 

Cuando un empleado trabaja a distancia para trabajar con más frecuencia de lo que visita físicamente la oficina, también se le puede denominar trabajador remoto. Esta distinción puede ser importante en algunos países porque la palabra “remoto” implica que el empleado vive a una distancia razonable de su empleador y, por lo tanto, puede estar sujeto a diferentes requisitos legales y fiscales.

Beneficios

El teletrabajo puede tener una variedad de beneficios tanto para los empleados individuales como para la empresa para la que trabajan. Algunos de estos beneficios incluyen:

  1. Los empleados tienen un horario de trabajo más flexible, ya que pueden trabajar a su propio ritmo sin presión.
  2. Es posible que los empleados no tengan que lidiar con distracciones comunes en el lugar de trabajo.
  3. Con menos costos de transporte, los trabajadores pueden ahorrar más dinero. Además, menos tiempo en los desplazamientos diarios le da más tiempo para ser productivo.
  4. Mayor productividad. Con un horario más flexible, menos distracciones en el lugar de trabajo y sin tener que lidiar con el transporte, los trabajadores a distancia pueden ser más productivos.
  5. Aumenta la autonomía y la fidelidad de los empleados.
  6. Mejor equilibrio entre el trabajo y la vida de los empleados.
  7. Puede ahorrarle dinero a una organización, considerando los bienes raíces y otros gastos generales.
  8. El teletrabajo también beneficia al planeta. Menos trabajadores que necesiten viajar significa menos emisiones de dióxido de carbono. Según una investigación realizada por Global Workplace Analytics en 2019, si aquellos que podrían trabajar de forma remota trabajaran a distancia, incluso solo el 50% del tiempo, equivaldría a eliminar a toda la fuerza laboral del estado de Nueva York fuera de la carretera. Esto se debe a que el 29% de las emisiones de gases de efecto invernadero se originan en los sectores del transporte.

Desafíos

Si bien el teletrabajo puede presumir de muchos beneficios, también puede ser la fuente de algunos desafíos. Algunas desventajas, por ejemplo, incluyen:

  1. Menos contacto personal y social con gerentes y compañeros de trabajo.
  2. El trabajador puede tener más distracciones en casa, reduciendo la productividad.
  3. Los empleadores no pueden controlar cómo los trabajadores utilizarán su tiempo.
  4. Los problemas relacionados con la tecnología de la información pueden ser más difíciles de abordar.
  5. A los gerentes les puede resultar más difícil supervisar a los empleados.
  6. El teletrabajo podría significar una reducción de la seguridad de la organización.

Impacto financiero

El teletrabajo también puede tener un impacto positivo en las finanzas tanto para los empleadores como para los empleados. El empleado no tendrá que gastar dinero cada semana en transporte y otros gastos imprevistos como estacionamiento. Es probable que el empleador vea un aumento de la productividad, así como una reducción del ausentismo, la rotación y los costos inmobiliarios.

Gestión de ordenadores en teletrabajo

Si ocurre un desastre, como una inundación o un terremoto, una organización con un marco de trabajo a distancia establecido puede potencialmente obtener una ventaja competitiva al poder continuar las operaciones durante la crisis.

Mejores prácticas de gestión de equipos

Para permitir políticas efectivas de teletrabajo, un gerente debe mantener una lista de las mejores prácticas cuando se trata de estrategias de gestión. Un ejemplo de conjunto de mejores prácticas incluye:

Respecto a los trabajadores

Un gerente debe generar un ambiente de confianza, especialmente confianza en que los empleados están trabajando.

Administrar por resultado. La idea de que un empleado trabaje a distancia puede ser preocupante debido a la productividad; sin embargo, los gerentes solo deben preocuparse por la productividad si un empleado no está desempeñando los mismos roles que lo haría en la oficina.

El trabajo en equipo sigue siendo importante. Los gerentes deben tratar el trabajo en equipo como una actividad grupal.

Tómese el tiempo para reunirse en persona como equipo para continuar con un fuerte sentido de comunidad.

Incluya a los teletrabajadores en reuniones y eventos.

Acomode horarios de trabajo flexibles, ya que muchos empleados pueden ver el teletrabajo como un beneficio o privilegio significativo.

Sea claro y conciso sobre las expectativas. Asegurarse de que cada trabajador sepa lo que se espera de ellos cuando el teletrabajo es importante. Saber a qué reuniones deben asistir, qué trabajo debe completarse, cuándo y otras tareas importantes que deben ser puntuales son importantes para garantizar que los empleados permanezcan concentrados en la tarea.

Respecto a la tecnología

Disponer de la tecnología adecuada para soportar el teletrabajo. Asegurarse de que la tecnología y el software sean accesibles y fáciles de usar promoverá una mayor comunicación entre los miembros del equipo, ya sea que la tecnología sea correo electrónico, software para compartir pantallas, líneas de conferencias, software para compartir documentos u otros servicios.

Asegúrese de que la comunicación sea simple. Los gerentes deben apoyar el uso de tecnología de comunicación accesible para todos los miembros del equipo. Los empleados deben poder tener una línea rápida de conexiones para hacer cualquier pregunta o comunicarse con otros miembros del equipo si es necesario.

Soporte de TI. Los gerentes también deben asegurarse de que los teletrabajadores tengan acceso al equipo de TI de la organización en caso de fallas de dispositivos o software. Los teletrabajadores dependen del correcto funcionamiento de su tecnología para comunicarse, realizar el trabajo y completar la mayoría de las demás tareas.

Tecnología y software

La tecnología utilizada para admitir el teletrabajo puede diferir según la industria; sin embargo, existen algunos productos de software generales que serán útiles en muchos entornos de teletrabajo. Por ejemplo, Google G Suite, una versión comercial de Google Drive, tiene una agrupación de software que incluye Documentos, Hojas de cálculo y Presentaciones de Google. Zoom también es actualmente una aplicación popular para videoconferencias. Zoom admite tanto la pantalla compartida como las videollamadas. Slack es un buen ejemplo de una aplicación de chat popular que los empleados pueden usar para mantenerse en contacto y al día con la información. Los trabajadores también pueden utilizar  para realizar un seguimiento y programar reuniones.